Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 10 de mayo de 2012

Arrepentirse

Siempre fui reprendida con estas palabras: nunca te arrepientas de nada. Al poco rato, a las pocas instancias, la misma sociedad se infiltro en mi persona obligándome a arrepentirme de ciertas circunstancias poco favorables para una buena actitud. ¿Nunca le han enseñado a arrepentirse a usted? ¿Insinua saber lo que significa el arrepentimiento? He de responder, en mi propio juicio, que jamás lo aprendí y tampoco lo aprenderé... Nadie tiene la certeza de saber si elegí bien, si elegí mal, justamente dependerá de mí y con exactitud, esa es la libertad que me fue profesada, desde el principio... siempre. 

No me arrepentiré de nada, aunque cueste remontarse en un tiempo en el que la equivocación haya sido exuberante. Aún así, el arrepentimiento no cabe en mí... no, sino por una verdadera e infinita causa. Si he de Amar entonces, que así sea, y jamás me arrepentiré de nada... 

¿Necesita acaso, señor, una mejor explicación? ¿Necesita que se lo explique sin palabras?



No hay comentarios:

Publicar un comentario